César Bona ¿Para qué estamos educando?
Publicación del 5 noviembre, 2017
Jornadas, Project Difference

César Bona es uno de los profesores más conocidos de nuestro país, no solo por su nominación al Global Teacher Prize 2014 como uno de los 50 mejores profesores del mundo, sino por los proyectos educativos que ha realizado en muchos colegios y que han resultado ser una auténtica revolución educativa y social.

Tuvimos el placer de contar con su presencia en las pasadas Jornadas Internacionales sobre Diferencias de Aprendizaje, que se celebraron el 26 de junio en Sant Cugat en Barcelona.

César nos hizo viajar a nuestra infancia para empatizar con los niños y niñas de nuestras aulas. Nuestra infancia y el niño que fuimos son fuentes de aprendizaje esencial para nuestra tarea diaria como profesores.

¿Para qué les estamos educando?

De una forma muy humilde nos contó un montón de cosas y nos dijo que necesitó que le hubieran formado más para ser maestro y que ha aprendido sobre la marcha a formar a seres íntegros, sociales y emocionales, educando en la diferencia porque la diferencia enriquece. El reto es educar a personas que estén preparadas para gestionar sus emociones, que sepan lo que es el respeto y que quieran contribuir a construir la sociedad. Los niños y las niñas no son recipientes para llenar con datos.

La riqueza de la diferencia

Es necesario tener visión de niño y darnos cuenta de que los que ponemos etiquetas somos los adultos, ellos toman como normal lo que los adultos nos empeñamos en desnaturalizar. Todos somos diferentes y jamás podremos aprender de alguien que sea igual que uno mismo. La diferencia entre el alumnado ha jugado un papel muy importante en muchas de las escuelas maravillosas que ha tenido la fortuna de visitar a lo largo del tiempo, porque a partir de las diferencias los niños y niñas han encontrado su motivación para ayudar a los demás.

Ponencia de César Bona

En su ponencia destacó la importancia de reflexionar sobre lo que cada uno de nosotros tenemos dentro, porque eso es lo que nos permite aprender de verdad. Esto condujo a César a mencionar que solemos esperar que el cambio venga de fuera, cuando la verdadera transformación empieza en nosotros, así animó a todos los asistentes a revisar su propia inercia y potenciar su propio cambio para conseguir una educación diferente en nuestras escuelas, tomando perspectiva y dándonos cuenta de si lo que hacemos tiene realmente sentido. Cada uno tiene algo, algo que los demás no ven o algo que los demás no tienen y uno de los grandes talentos del docente es encontrar ese algo que tienen los niños.

No te pierdas su ponencia porque es un repaso de todo lo que los docentes sabemos pero que a menudo olvidamos.

Somos todo lo que ellos tienen cuando entran en la escuela y eso nos hace pensar en la responsabilidad que conlleva la tarea del maestro.

Enseñadles la frase “no hay yo sin nosotros”. La escuela es el lugar para educar a nuestros hijos en la igualdad y el respeto, la escuela es el lugar para luchar por un mundo más justo  César Bona

0 Comentarios